Todos Somos HUSJ.                                                                                                    .

AVANZA PROCESO DE COBRO CONTRA LA POLICÍA NACIONAL, POR MILLONARIA DEUDA CON EL HOSPITAL UNIVERSITARIO SAN JORGE

“Cerca de 20 mil personas, entre miembros activos, pensionados y beneficiarios de la Policía Nacional, serán afectados con la restricción de servicios médicos”

Pereira. A solo una semana de haber anunciado a la opinión pública la deuda que por parte de las EPS, ya asciende a más de 113 mil millones de pesos con el Hospital Universitario San Jorge, (cartera que además ubicaba a sanidad de la Policía en el departamento de Risaralda como la segunda mayor morosa de un listado de al menos ocho entidades), directivos del hospital anuncian que se vieron obligados a suspender desde el pasado jueves 10 de Mayo los servicios médicos a las personas que se encuentran bajo el régimen especial de salud de la Policía Nacional, es decir, que de los cerca de 20 pacientes diarios que recibe esta entidad hospitalaria, solo se atenderán casos  con diagnóstico de urgencia vital.

Además de esta drástica medida de choque administrativo y asistencial, la entidad se vió forzada a iniciar en las últimas horas un proceso de cobro ejecutivo ante el tribunal contencioso administrativo de Pereira, por cerca de 4.300 millones de pesos que desde hace dos años adeuda sanidad policial al San Jorge, los cuales afectan la capacidad operativa y asistencial del hospital e impiden la prestación del servicio  para al menos 600 usuarios mensuales de la Policía Nacional, que no solo demandan atención provenientes de la región y el departamento, sino que además, ingresan a la entidad hospitalaria por tránsito en Pereira desde cualquier lugar del territorio nacional.

Por ahora se espera que luego de una veeduría realizada hace unos días por personal adscrito a sanidad policial del nivel central, se logren hacer los desembolsos a las arcas administrativas de la región de policía No 3, (con responsabilidad en el eje cafetero), para posibilitar el saneamiento de la cartera con el hospital y restablecer así, la restricción de los servicios médicos en los grados 3 y 4 que por ahora se restringen de forma total e indefinida.